El nombre que le dieron los antiguos que habitaban en estas tierras está ligado a las características del relieve y provienen de las formas latinas, monte(m) russu(m) o monte(m) russeu(m), aludiendo bien al color de la tierra, bien al color rosáceo de las urces y carrascas de sus montes. Esta denominación no aparece hasta por lo menos mediados del siglo XII donde Monterroso era el nombre de un monte, que en un momento determinado pasó a denominar a un lugar de asentamiento humano. Es una labor bastante difícil saber cuándo aconteció esto, lo que sí sabemos es que el documento más antiguo relacionado con esta comarca es del año 572 y se refiere a la confirmación de la división de la diócesis lucense en doce condados. Según estudios realizados, el territorio de Monterroso abarcaba la comarca de A Ulloa, es decir los actuales municipios de Antas de Ulla y Palas de Rei, y sobrepasría sus límites, por lo menos en algún momento, hacia la Terra de Melide y hacia el Miño.

 

De la importancia de estas tierras dan buena fe la cantidad de pazos y casas señoriales existentes en todo el municipio, en cuyos muros se observan los blasones de las principales familias nobles de Galicia: Ulloa, Traba, Salado, Noguerol y Andrade, entre otros. También las 20 iglesias románicas construidas entre finales del siglo XII y principios del XIII hacen referencia al otro hecho indiscutible: la transmisión artística del Camino de Santiago que, desde Ventas de Narón se dirige hacia Ligonde. Los característicos "cruceiros" marcan el término municipal siendo algunos de gran interés como el de Lameiros, cerca de Ligonde, en pleno Camino de Santiago, tiene en el pedestal una inscripción con el nombre de Ulloa junto con los instrumentos de la Pasión de Cristo, a continuación el fuste y el capitel con la imagen de Cristo en una cara y la Virgen de los Dolores en otra; otros cruceiros de interés son lo de Fente, Frameán o San Breixo.

Todo el municipio es un museo de arquitectura medieval que resulta difícil resumir. Así pues, los monumentos más destacados son:

 

La casa torre de Monterroso o Pazo de Laxe, construido por Alonso de Gundín y su señora en 1520. Sufrió diversas reformas, ampliada posiblemente con piedras del castro de Sirgal. Consta de torre cuadrangular de tres plantas y capilla con pórtico románico. En sus jardines se conservan las cadenas del señorío de Rosende, que esta casa ostentó. Pertenece a la familia Salado.

 

 

La Iglesia de Esporiz, data de mitad del siglo XIII y de estilo románico. El Pazo de Podente, que en la actualidad perdió su carácter para transformarse en una casa de labranza. Conserva un bello corredor y escudos con las armas de los Rivera y los Salado. En Bidouredo se conservan importantes restos de la Torre Pazo de los Marqueses de Castelar. Aquí sitúa Cabanillas su poema "A noite Castellar". La iglesia parroquial es de origen románico, mitad del siglo XII.

 

La torre de Penas, una de las mejores conservadas de todo el territorio lucense, con tres plantas. El pazo con el que se comunica tiene escudos con las armas del Ribadeneira y Taboada. Se cree que esta torre tenía por objetivo poder comunicarse por medio de señales con la torre de Amarante. De la Torre de Fente sólo quedan un montón de piedras. Fue cárcel de Monterroso y A Ulloa.

El monumento religioso más destacado que conserva Monterroso es la Iglesia de Novelúa.

 

 

 

HERÁLDICA

El día 1 de julio de 1998, el ayuntamiento de Monterroso aprobó el diseño que el genealogista D. Eduardo Pardo de Guevara y Valdés hizo para el escudo del municipio: seis castros y seis torres o fortalezas existentes en el municipio, y los colores rojo y amarillo en recuerdo de las armas de los Ulloa. Según su autor se contemplan en él tres aspectos significativos del pasado histórico del municipio: la cultura castreña, la presencia de importantes casas y torres señoriales y particularmente su identificación histórica con el gran linaje de los Ulloa.